La menta también es un aceite imprescindible, no solo por sus aplicaciones de forma individual, también por las mezclas en las que interviene para calmar otras dolencias, como por ejemplo, las alergias o la mala circulación.

Lo más importante a tener en cuenta al utilizar este aceite esencial, es que al ser bastante fuerte  puede causar irritación. Así que siempre lo diluiremos como mínimo, a partes iguales con un aceite vegetal. En el caso de niños, personas mayores o con piel sensible, la dilución será mayor, es decir,  menos menta y más aceite vegetal.

Beneficios y usos:

– Mejora la circulación sanguínea, lo podemos aplicar con aceite vegetal o bien preparar esta mezcla de piernas cansadas.

Reduce la fiebre, aplicando menta junto el aceite vegetal en la base de los pies, axilas, sienes. Poner cada 15 min. hasta que la fiebre baje.

– Calma la tos.

– Mejora el ánimo y reduce la fatiga, antes y después de hacer ejercicio.

– Alivia el mareo en el coche. Se puede oler y aplicar diluido pecho y vientre. Para los niños pequeños, que se suelen marear es fantástico.

– Dolor de cabeza, frotar una gota diluido, en la sien, frente y nuca.

– Descongestiona la nariz, poniendo una gota de menta en la punta de la lengua. También es útil para el mal aliento.

– – Mejora el dolor de artritits y tendinitis.

– Para quitar garrapatas de un perro aplicar una gota de aceite de menta en un trozo de algodón y frotarla suavemente. Cuando la cabeza salga, quitarla.

– También es muy útil para mantener alejados de casa a ratas, ratones, hormigas y cucarachas. Poner dos gotas de aceite de menta en un trozo de algodón y colocarla en los puntos de entrada de estos animales.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *