PodCast

La Casa Lila entra en el mundo del PodCast.
Suscríbete a nuestro programa de podcasts: https://lacasalila.com/links/oilettestertuling

En colaboración con Lorena en «The Oilettes Tertuling«. Disfruta de nuestras disertaciones mientras conduces, cocinas, en la ducha, haciendo running,…. Te garantizo muchas risas!!!


6 commentarios

Alba · 2 mayo, 2019 a las 5:25 pm

Arroz a la cubana con plátano ? OMG ! Esta berlinesa de donde nos ha salido 😂
Yo como tú, Olga ! El plátano de toda la vida solo y bien rico que está y el arroz a la cubana con tomate frito y huevo roto (no frito), que es más healthy 😂😘😘

    Olga Maya · 3 mayo, 2019 a las 4:11 pm

    Sin plátano 2 Con plátano 0. jajajajaj!!! Muy bueno lo del huevo roto. Se me hace la boca agua. muah!

Lídia · 4 mayo, 2019 a las 8:02 am

Plátano frito I Love you!!! Però no en el arroz a la cubana🤣🤣🤣. No me da la vida, ni necesito tanto aporte calórico!!! Yo lo he comido con frijoles y arroz el plátano frito!!! Y cuando era una inconsciente😉, me hacía plátano frito a menudo, para picar, pero con plátano macho, porque aguanta bien al freír y es una herencia de mi padre que es africano.😘😘😘 Todavía no he descubierto el gazapo… Estoy espesa, y eso que es mi cuarta repetición del audio…🤔

    Olga Maya · 16 mayo, 2019 a las 6:50 pm

    jajajajaj! yo tampoco. Aunque me he comprometido a probarlo. Ya te contaré!!. Madreee. Lidia al final encontraste el gazapo?

Alba · 17 mayo, 2019 a las 3:37 pm

Estoy completamente de acuerdo en la falta de formación de los profesionales de salud. La desinformación en el mundo sanitario es muy penosa.
¿Por qué ? Yo como enfermera lo he vivido en mis estudios. Todo depende de la universidad de formación. Yo me formé en una universidad que promovían mucho las terapias naturales… aunque en la teoría obligatoria nada tenía natural. Todo el tema de terapias naturales eran optativas. Y cuando estaba de prácticas, otros estudiantes de otras escuelas, flipaban. El mundo de los lobbies farmacéuticos está ahí y todo se mueve por intereses.
Y voy a contar una historia que me pasó ya trabajando como enfermera:
«  Fin de semana en un hospital privado. Yo estaba en planta, en un servicio de medicina interna. Cuando recibo la llamada del responsable de enfermería diciéndome que tenía que ir a vigilar a una mujer que había dado a luz en un servicio ambulatorio, que estaba al lado de quirófanos. Y le dije, pero por qué yo? Me dijo que ya había trabajado en ese servicio ( que los fines de semana estaba cerrado) y que solo era vigilar a la recién madre. No tuve más remedio que ir pero la cosa no pintaba bien. No tenía ni idea de ginecología… aunque sí que había hecho prácticas, nunca había visto un parto ni nada y van y me dejan sola, recién salida de la escuela con una mujer que acababa de dar a luz para vigilarla… ¿vigilarla de qué? El parto había sido natural… Lo que pasaba es que la mujer sangraba. La trajeron lo más próximo a un quirófano que pudieron. La enfermera que le trajo a la mujer le dijo, está sangrando pero « es normal » ve apretándole la barriga… 😒😒😒 yo estaba SOLA en ese servicio y la mujer no paraba de sangrar y con mucho dolor. No apreté la barriga, no le hice nada. Llamé al ginecólogo directamente (esta es otra, el responsable de enfermería me dijo, tendrás al gine cerca por si pasa algo). El ginecólogo tenía el teléfono apagado… y eso era por la mañana. Llamé a mi responsable y tampoco se lo creía mucho… hasta que le dije, o vas a buscarme ya al ginecólogo o esta mujer se queda aquí. ¿Dónde estaba el ginecólogo ? Comiendo y había apagado el móvil para que nadie le molestase mientras comía… cuando sabía que tenía una paciente que había que vigilar ! Resultado, la recién mamá se la llevaron a quirófano. Había perdido mucha sangre, estuvo dos días en UCI y luego mi responsable me dijo que casi muere. ¿Qué hice? Le pegué una bronca comunal a mi responsable y nunca más volví a trabajar en ese hospital. »
Así es el sistema… como falta personal, el que hay va tapando huecos. No se preocuparon de qué servicio sería mejor o qué profesional estaba más capacitado para cuidar de la recién madre, se preocuparon del servicio en si. Qué total solo había que encender una luz. Pero claro, como yo estaba acostumbrada al servicio (y no especializada en ginecología) pues tenía que ser yo. Y esto pasa ! Y esto ocurrió en un hospital privado de categoría 3.

    Olga Maya · 20 mayo, 2019 a las 10:17 pm

    Alba, madre mía. Que nervios tuviste que pasar, menos mal que te pusiste firme con tu «responsable» porque le salvaste la vida a esa pobre mamá. Es una pena que el bebé no pudiera disfrutar de su madre des del minuto uno. Y lo del ginecólogo, buf, dejar a la pobre mamá así, sangrando. Que horror!!!
    Muchas gracias por compartir tu experiencia, y esperemos que estos casos se conviertan en una minoría.
    Besazos guapa!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *