Los aceites esenciales se pueden difundir en el ambiente, pero nunca con un quemador de aceite, vela o similar, ya que el calor puede crear compuestos tóxicos y eliminar los beneficios terapéuticos de estos.

Por lo tanto usaremos un difusor de aire frío, que atomiza vapor ultrafino de agua con aceites esenciales,  esparciendo moléculas que  pueden permanecer supendidas durante varias horas en el ambiente.

Los aceites esenciales difundidos:

– Alteran la estructura de las moléculas que crean olores, eliminándolos en lugar de disfrazarlos.

– Aumentan la disponibilidad de oxígeno, producen iones negativos, y liberan ozono natural. Los iones negativos aumentan el flujo de oxígeno al cerebro y a las células, promoviendo el bienestar general.

– Eliminan y destruyen los gérmenes y bacterias que se encuentran en el ambiente, usando por ejemplo, Thieves, Purificación, Lavanda,…

– Al mezclarlos con agua también humidifican el ambiente.

Puede usar los aceites esenciales en el difusor, para:

– Reducir bacterias, hongos, moho y olores desagradables

– Relajar el cuerpo, alviar la tensión y despejar la mente

– Mejorar la concentración, el estado de alerta y la claridad mental

– Estimular los neurotransmisores

– Activar la secreción de endorfinas

– Aliviar dolores de cabeza

– Mejorar el equilibrio hormonal

– Estimular el sistema inmunitario

Consejos para la difusión:

– Podemos añadir entre 8 y 15 gotas de aceite esencial. Pero es mejor empezar por 4 gotas e ir subiendo la cantidad conforme nos habituemos a las esencias.

– Se recomienda no usar más de una mezcla a la vez en el difusor, ya que podría alterar el olor y el beneficio terapéutico. Pero si que podemos añadir un aceite simple a una mezcla, por ejemplo, Purification+menta.

– Si colocamos el difusor en un lugar alto, favoreceremos que el vapor de aceite descienda a través del aire y elimine las sustancias que causan el mal olor.

– No es necesario llenar el depósito de agua hasta el límite, podemos llenar la mitad con una mezcla estimulante , si por ejemplo, vamos a utilizarlo puntualmente para estudiar. Y así, tenerlo disponible, para usarlo para dormir con una mezcla relajante.

– El tiempo de uso puede variar, en función de la cantidad de agua, gotas,  metros cuadrados de la sala, puntos de ventilación.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *