La Lavanda siempre ha estado muy presente en mi vida, a mi madre le gusta mucho y la tengo muy asociada, al hogar, la família, la calidez. Así que es casi imprescindible inaugurar el blog con este aceite esencial.

Hace algunos años fuimos a la Provenza francesa, es espectacular ver los campos plagados de plantas en flor, prados sin fin, con ese olor, las abejas posándose en las flores, indescriptible, os recomiendo que si no habéis estado, os lo pongáis en la lista de sitios pendientes. Si queréis visitar la versión española también existe, está en Guadalajara y tengo muchas ganas de visitarla.

La lavanda es conocida por las propiedades y beneficios que nos aporta, tanto a nivel físico como emocional, es un básico imprescindible que deberíamos tener en todas las casas. Conozcamos algunas de sus propiedades.

  • Propiedades:  analgésico, anticoagulante, anticonvulsivo, antidepresivo, antifúngico, antihistamínico,  antiinflamatorio, antimicrobiano, antiséptico, sedante, …
  • Indicaciones: alergias, problemas de piel, dermatitis, picaduras, quemaduras, heridas, golpes, insomnio, nervios, alejar insectos y polillas en la ropa,…
  • Apoya el sistema cardiovascular y nervioso, el equilibrio emocional y la piel.

 


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *